Un inicio decepcionante

Pue si, la temporada de pesca en Asturias ya lleva camino de un mes, y la verdad, en mi caso no está siendo muy gratificante. Es preocupante la climatología, prácticamente no llovió, lo que unido a la casi ausencia de nive hace que muchos ríos esten bajo en cuanto a nivel de agua, solo nos falta esperar que llueva algo o de lo contrario esta temporada tiene visos de ser muy corta, salvo en ríos más grandes.

Hasta el momento la tónica general de las pocas jornadas de pesca ha sido la decepción, ríos preciosos, entornos más o menos cuidados pero…ninguna actividad de las pintonas, y de hecho no se las llega a ver ni por el cauce.

Comenzamos la temporada un par de pescadores por el LSM del río España, río no muy grande, pero que siempre fue un auténtico vivero de truchas, no era raro ver truchas pequeñas en él, pese a que lo tienen «quemado» por estar cerca de Gijón. Bajaba bastante bien de agua y la vegetación aún permitía la pesca con cierta comodidad. Tras pescarlo un par de horas, unos a ninfa y otros a tándem, nada, ni siquiera una subida o una tomada a la ninfa, el río estaba muerto y no se veían ni truchas por el cauce.

La siguiente parada fue en el Caudal, el LSM de Morcín, aprovechando que el río estaba pescable debido a la falta de precipitaciones y nieve. La última vez que había pescado dicho tramo, hará unos años, fue en Agosto y dejaba bastante que desear con un agua tomada de gris y malos olores, esta vez no era el caso y presentaba un aspecto impecable para la pesca, pero nuevamente, tras unas tres cuatro horas por la tarde, una única trucha que entró a la ninfa del tándem, ni a seca, ni probando a ninfa se logró tocar nada. El río, muerto, sin actividad ninguna, y ya iban dos tramos LSM.

Ríu Arganza

Tercera opción, probar un río más alejado con la esperanza de ver algún pez, el elegido fue el Arganza. A la llegada al río, lo más dificil es buscar por donde aparcar, pocos sitios a la vera de una carretera estrecha. Y la primera en la frente, no había ni un solo coche en ninguno de los sitios posibles, mala señal. Bajar al río y no ver ni camino en la ribera ni huellas en la arena de los pozos, malo malo. Finalmente, expectativas colmadas, tras unas tres horas de pesca al medio día, nada, una subida a la seca y una a las ninfas, ambas pequeñas, no vimos ni una cebada, ni truchas por el río. Después por la tarde hablando con gente por la zona ya se comentaba que hacía tiempo que no se veían tantos pescadores como antes.

Ya, en la última jornada hasta ahora, había que probar otro tipo de ríos, fuí al Pra, río pequeño, de unos seis o siete metros de anchura. El río en si presentaba un bonito y claro camino de pescadores en su margen, lo que da idea de que precisamente poco andado no está, el agua estaba algo tomada, no se si de una obra aguas arriba o procedente de las diferentes granjas de la zona. A eso de las tres de la tarde comenzaron a verse algunas truchas pequeñas por el cauce cebándose a «micromierdas», tras mucho intentarlo, por fín una entró a una ninfa en un tándem, y hasta ahí la jornada, a parte de ese momento, ni verlas.

Ríu Pra

La temporada, no va bien, preocupa no ya tanto la ausencia de actividad, si no, el no verlas, y el no pescar en sitios que años anteriores por estas fechas algo se sacaba. Puede ser que en este tiempo de ninfas aquellos que no las dominamos o no optamos por ellas, nos tengamos que resignar a verlas venir, pero…aún queda temporada y margen de mejora.

Un comentario sobre “Un inicio decepcionante

  1. Las opciones en los alrededores de Gijón son más bien nulas, todo muy quemado por el España, que si que es cierto que tenia pero que callo en picado cuando se hizo la autovia del cantabrico. Lo pesque el año pasado por la zona de la desembocadura del camping, sin éxito, pero truchas si que se veian, Al que tengo pendiente una visita es al Pinzales, más por curiosidad que por esperar buenos resultados, me consta que un fuerte vertido de una serreria hace unos años hizo un auténtico destrozo.

    Por el caudal estuve el fin de semana pasado, por encima del sin muerte, cuatro picadas en toda la mañana, muchas cañas, y solo un pescador habia sacado una trucha a piscardu de una medida normal.

    También he visitado el Aranguin, tiene trucha, eso si todas por debajo de la medida, para entretenerse y perderse por él, puede valir, sin exigencias, y el Piloña, donde la ampliación de la zona salmonera hasta Ceceda apenas nos ha dejado 500m practicables, o que a mi me gusten.

    También alguna pequeña cuenca costera oriental, donde las truchas andan por los 19 cm, Este fin de semana quizá conozca el rio esqueiro por primera vez.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s