Un valle perdido

Sierra que separa el Cabornel del Polea.
Sierra que separa el Cabornel del Polea.

Esta vez decido ir a pescar el río Cabornell, el afluente del río Polea, que a su vez desemboca al Navia en el embalse de Arbón. 

Para llegar a esta zona hay que tomar en Navia la carretera que lleva hasta Villayón, hasta ahí la parte fácil. Una vez dentro de Villayón, hay que cruzar el pueblo y seguir por la carretera que nos llevará hacia Boal (Bual), la carretera ya no tiene ni arcén ni carriles, aunque permite fácilmente el paso de dos vehículos. De la que nos vamos acercando a Carrio podremos ver unas vistas impresionantes de los valles de la zona, especialmente de aquel por el que nos vamos a meter (foto superior), y ya nos podremos ir haciendo a la idea de que fácil fácil no va ser, soy ríos muy encajados. Una vez cruzamos el puente Polea, dónde existe un LSM la carretera se estrecha más, seguiremos hacia Trabada y una vez pasado este pueblo tomaremos el siguiente desvío hacia el pueblo de Valle. Se trata de uno de los pocos accesos que encontré al río. Podemos dejar el coche en el pueblo o, atreverse a bajar por una caleya que va hacia Lantero.

Puente camino de Lantero
Puente camino de Lantero

Lo primero que veremos será un río bastante guapo, aunque por esta época del año y dada la falta de lluvias está algo bajo, la verdad que este año en Abril apenas llovió nada y lo que va de Mayo tampoco, días soleados tampoco es que hubiera muchos, pero el viento del suroeste no ayuda a que llueva y estos ríos son fundamentalmente de régimen pluvial.

tamaño medio de las truchas.
tamaño medio de las truchas.

El río en sí, pese a discurrir por un entorno boscoso permite una pesca fácil, se va todo elrato como en una galería y salvo algún árbol caído o alguna rama baja no se encontrarán mayores complicaciones para pescarlo con una caña de 8.5 pies. Si decidimos bajar desde el puente río abajo, encontraremos un prao que nos facilitará la tarea los primeros metros, después, hay que meterse por la margen de un pinar de plantación y se tiene que ir con cuidado pues se va en altura, sobre una pequeña cornisa a 6 m sobre las piedras del río y además llena de hierba, vamos a cuenta para unas botas de fieltro.

Al bajar por el prao, vi un par de botellas de lejía de 5 litros tiradas al margen del río. Aunque baje sus buenos 300 m, en todo el tramo desde que empecé a pescar, hasta llegar al puente no toqué nada más que una truchilla, ¿casualidad?. Cada vez me empiezo a plantear más que ir a sitios recónditos y de difícil acceso no implica mayor cantidad de peces, si no, mayor facilidad para no verlos debido a posible furtivismo, es tan agreste la zona que dudo que exista ningún tipo de vigilancia. Una pena.

molino de Valle
molino de Valle

Un poco por encima del puente nos encontraremos con un enorme molino, esta zona es más fácil de andar y pese a ello es la zona en la que más truchas logré tocar, en total unas 15 o 16, eso sí, el tamaño el acostumbrado, 15 cm, con la excepción de dos «truchones» de 19-18 cm, parece que no existen truchas de tamaños mayores, no es que yo no las pesque, que puedo ser un matao, es que simplemente tampoco las ves escapar por el río, ni en los pozos, todo lo que se logra ver son truchas de tamaño pequeño. Pero al menos para entretenerse y practicar un poco lances de presentación está bien.

DSC_0747El problema de estos ríos, es que al ir metidos por dentro de bosques, todo lo que se anda río arriba, tocará andarlo río abajo, sin embargo y para no dificultar en exceso la tarea siempre podemos mejorar un poco nuestras abilidades de rastreo, por la margen derecha, según miramos río arriba, podremos encontrar algún sendero, parece más bien hecho por la fauna salvaje, hay veces que se sigue bien, pero en otras se bifurca y hay que ir buscando un poco por donde meterse, pero desde luego es mucho mejor que tener que ir río abajo por el cauce. Llegará un momento en que veremos la canal del molino, absteneos de seguir por ella, pues al poco se llena de artos (zarzas) y no hay salida, a partir de ese punto es mejor tirarse al río y bajar por él hasta el molino. Una vez en él podréis salir por un camino hasta el puente sin mayores problemas.

La verdad que el río  merece la pena, sin embargo está bastante a desmano, salvo para la gente de la zona y el pequeño tamaño de las truchas no creo que anime a mucha gente a venir expresamente a él, pero si es una opción para una escapada de una tarde cuando alguien se encuentra por la zona de turismo. Hay más ríos, si, pero este no está nada mal.

La captura más grande.
La captura más grande.
Ríu Cabornel
Ríu Cabornel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s